martes, 14 de junio de 2011

BLANCO COMO BLANCO










Hoy te propongo ser ocasionalmente blanco, acromático, fondo incoloro. No tienes que preocuparte porque parezca que el blanco sea un color indefinido. Al contrario. Porque desde la teoría aditiva del color se asume que el color blanco comprende todos los colores. En realidad, el color blanco es un color de colores, un metacolor. "Aditivo" tiene aquí connotaciones de suma o rasgo positivo (+).

AMARILLO es el color que recibes si alguien se enfada contigo, te levanta la voz; si recibes un mal trato, en ese momento, estás recibiendo el color definido de la persona: AMARILLO.

Si en respuesta al otro te enfadas o levantas la voz; si proporcionas también un mal trato, proyectas sobre aquel tu propia definición de color: AZUL.

Desde la teoría sustractiva del color, la mezcla de pigmentos amarillos y azules refleja el color VERDE. "Sustractivo" tiene aquí connotaciones de resta o rasgo negativo (-). Cuando estos dos pigmentos se mezclan es muy difícil conocer con exactitud qué color reflejará su resultante y más difícil aún definir sus límites: análisis agotador.

El blanco es la única posibilidad de tomar conciencia del otro. Tomar el blanco como objetivo, el blanco como blanco, representa una prueba más de otra forma de SER posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola Bienvenid@!

Exprésate con total libertad. Tu comentario será publicado.

Gracias.